Caja Rural de Asturias

Logo ruralvía

 Español
Buscador
Mapa Web

Resultados Caja Rural de Asturias 201318/02/2014

CAJA RURAL DE ASTURIAS GANA 17,42 MILLONES DE EUROS EN 2013


• Concedió durante el año un total de 7.524 operaciones crediticias por importe superior a los 211 millones de euros.
• Incorporó 17.675 nuevos clientes de los que 3.432 pertenecen al sector productivo asturiano.
Cuenta explotacion 2013

Oviedo, 17 de enero 2014.- En el ejercicio 2013 y tras llevar a cabo provisiones prudenciales por valor de 23,35 millones de euros, Caja Rural de Asturias ha obtenido un beneficio neto de 17,42 millones de euros frente a los 2,49 millones del ejercicio 2012, un 599,92% mas.

Durante este último año, Caja Rural de Asturias ha mantenido su solvencia y la fortaleza de sus márgenes, posibilitada por un modelo de negocio superior en rentabilidad. Al tiempo, ha obtenido un beneficio de 17,42 millones de euros que se acerca al mejor resultado de su historia obtenido en el 2008 con un importe de 20,84 millones de euros.
La Caja aumentó el volumen de su balance hasta diciembre y alcanzó los 3.815 millones de euros, cifra que supone un incremento del 10,43% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. El volumen de negocio de la entidad de 4.567 millones de euros es un 2,5% superior al del ejercicio 2012. Del volumen de negocio, se desprenden los recursos gestionados de clientes que alcanzan los 2.394 millones de euros y los créditos a clientes que superan la cifra de 2.172 millones de euros. Caja Rural de Asturias concedió hasta diciembre un total de 7.524 operaciones de crédito por un importe de mas de 211 millones de euros. De ellos, 112 millones de euros corresponden al sector productivo asturiano. Asimismo, la entidad incorporó 17.675 nuevos clientes de los que 3.432 corresponden al mismo sector.

La fortaleza económica de la entidad se mantuvo con una cifra de recursos propios superior a los 312 millones de euros. En cuanto a la solvencia, Caja Rural de Asturias consolidó sus ratios de capital y alcanzó al cierre del año una ratio de capital del 15,07%. En este periodo, la Caja cerró con un tasa de morosidad del 8,78%, muy por debajo de la media del sector financiero, y con una ratio de cobertura del 58,83%.

La afinada gestión de los diferenciales de clientes en un entorno de bajos tipos de interés, el incremento de los volúmenes de negocio ordinario y los mayores ingresos obtenidos por la gestión activa de la cartera de renta fija permitieron a la entidad alcanzar unos ingresos por la gestión, margen bruto, de 90,59 millones de euros, cifra un 8,96% superior a la del año pasado.

El resultado antes de dotaciones de 37,42 millones de euros, un 2,87% superior y unas menores provisiones han permitido ofrecer el resultado presentado, un 600% superior al del pasado ejercicio.