Caja Rural de Asturias

Logo ruralvía

 Español
Buscador
Mapa Web

Aenor reconoce el Buen Gobierno TIC de RSI15/03/2011

Rural Servicios Informáticos obtiene la primera Certificación de Conformidad de Gobierno Corporativo de Tecnologías de la Información

Rural Servicios Informáticos (RSI) , compañía tecnológica perteneciente al Grupo Caja Rural y líder en la prestación de servicios de outsourcing de Tecnologías de la Información para Entidades Financieras, entre las que se encuentra Caja Rural de Asturias, ha obtenido la primera Certificación de Conformidad de Gobierno Corporativo de Tecnologías de la Información, conforme a la Norma ISO / IEC 38500:2008.
La Certificación establece un marco de gestión en el que prevalece el gobierno de las TIC como medio para la obtención de los objetivos de negocio.
Su objetivo es proporcionar un marco de principios aplicables por la dirección al evaluar, dirigir y controlar el uso de las tecnologías de la información y Comunicaciones (TIC's).
El Buen Gobierno de las TIC es un modelo de madurez que: identifica los recursos esenciales y define cómo administrarlos para conseguir el resultado esperado; proporciona información para lograr esos objetivos; y, a la vez, prevenir factores no deseados.
La implantación de un modelo de Buen Gobierno permite alcanzar beneficios como una mayor confianza en la línea gerencial, aportar una respuesta efectiva de las TIC al negocio, aumentar del retorno de las inversiones e incrementar la confiabilidad de los servicios.
Para Carlos Moradell, Director General de RSI- Rural Servicios Informáticos: “En el caso de RSI, la información y la tecnología representa uno de nuestros activos más valiosos. Nuestro objetivo es asegurar que las inversiones en TIC de RSI están en armonía con los objetivos estratégicos. En empresas de servicio, donde el éxito radica en el modelo de gestión, aplicar Gobierno de TIC es responsabilidad de todos”.
En opinión de Carlos Manuel Fernández, Jefe de Certificaciones TIC de AENOR: “La ISO 38500 se basa en seis principios: responsabilidad, estrategia, adquisición, rendimiento, conformidad y factor humano; y contempla tres áreas principales: evaluar, dirigir y monitorizar. Animo a los altos directivos de las empresas a utilizarla, no sólo para gestionar las tecnologías de la información de manera eficiente, sino sobre todo para alcanzar sus objetivos estratégicos” .